lunes, 22 de octubre de 2012

ACTIVIDADES ECONOMICAS NOVOHISPANA


En metales: ¡plata!

Durante el siglo XVIII, la minería representó una veta importante para la obtención de recursos; en 1700 la Casa de Moneda acuñó 3.3 millones de pesos; en 1795, 13 millones y 25 para 1810. La Corona protegió el sector fundando el Consulado de Minería, el Banco de Avío —para facilitar dinero a los mineros— y el Colegio de Minería.

La minería afrontó un gran reto, muchas de las minas superficiales estaban agotadas por la sobrexplotación y se hizo necesario excavar galerías profundas, este fue uno de los motivos que propició el aumento en la producción. A fines del periodo colonial, Hispanoamérica enviaba a España aproximadamente 26 millones de pesos de plata por año, el 62% de su producción total. Nueva España contaba con unas tres mil minas, según conteos realizados entonces, y entre los centros de mayor importancia estaban Taxco, Sultepec, Temascaltepec, Zacualpan, Zacatecas, Fresnillo, Sombrerete y Real de Catorce; el metal más explotado fue la plata.
Los comerciantes aprovecharon el auge, establecieron tiendas en lo centros mineros donde vendían productos para la explotación de las minas y un sistema de crédito que aumentó sus ganancias. Esta actividad requería de mano de obra que se especializaba cada  vez más: había quienes dirigían el trabajo; quienes hacían las rutas de extracción; los que separaban el mineral en bruto para que otros lo clasificaran y quebraran, los que lo acarreaban, para terminar con los encargados de fundirlo y convertirlo en bloques sólidos. Muchos de los trabajadores tenían posibilidades de movilidad, recibían buen pago por su trabajo e incentivos adicionales si descubrían nuevas vetas, pero las condiciones de trabajo seguían siendo inadecuadas y representaban un riesgo para la vida; también estaban quienes eran explotados y no recibían un pago justo por su trabajo. Los mineros eran supervisados por mayordomos y administradores.
La minería ofreció la seguridad del consumo de diversos productos y materias primas necesarias para todas las etapas del proceso productivo, por lo que resultó favorable que el Camino Real se abriera a los continuos viajes, y que con ello se difundieran las noticias de un nuevo descubrimiento o de una bonanza minera para seguir atrayendo inmigrantes: mineros, comerciantes, fleteros y artesanos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada